cirugía plástica estética

El concepto de cirugía estética es inseparable del concepto de Cirugía Plástica. Los elementos modificados por la intervención quirúrgica son los mismos en ambos casos, el cuerpo humano y los medios y las técnicas, igualmente las mismas. ¿Los fines son diferentes?. Lo dudo. La Cirugía Plástica busca restituir la forma y la función que se perdió, o que la Naturaleza no proporcionó. Aunque una persona sea catalogada como normal, desviaciones dentro de la normalidad, de un rasgo facial o una proporción corporal, puede provocar un estado de baja autoestima, inseguridad y poca aceptación social. Las malformaciones congénitas (desviación absoluta de la normalidad), serían el caso extremo.

Los procedimientos de Cirugía Plástica Estética agrupa las siguientes categorías:

 

Cirugía del contorno corporal:

Técnicas de retensado de estructuras musculares, extirpación de tejidos sobrantes y liposucción auxiliar, se combinan para solucionar problemas localizados en el abdomen (abdominoplastia), mejorar la flacidez después del adelgazamiento en piernas y brazos (lifting de muslos y brazos), o para eliminar los acúmulos de grasa lipodistrófica localizados en piernas, pelvis y abdomen (liposucción tumescente para regiones típicas de acúmulo indeseado).

 

Cirugía Plástica Estética de la mama:

El modelado de la glándula mamaria, la eliminación de piel sobrante y el uso de prótesis mamarias de última generación, consiguen restituir la forma y el volumen de una región anatómica de importancia extrema para la mujer. Técnicas de aumento, reducción y elevación mamaria (mastopexia) son seleccionadas para cada problema en concreto. Durante la planificación del tratamiento es imprescindible la evaluación de la salud de la mama, con una técnica de imagen que dependerá de la edad y los antecedentes de cada mujer: ecografía mamaria, mamografía o resonancia magnética.

Cirugía del envejecimiento:

Nuestra sociedad es cada vez más exigente con nuestro aspecto físico, a la vez que nuestra esperanza de vida se incrementa. Vivimos más años, pero queremos más años de calidad, en plenas facultades. A una buena salud, la cirugía del rejuvenecimiento añade autoestima, seguridad y prolongación de la vida laboral en muchas profesiones. Aunque la mayoría de las intervenciones se hacen en la cara, procedimientos combinados sobre el contorno corporal, lipoestructura y lipo-filling son excelentes complementos a una vida basada en hábitos saludables, que sin duda, darán calidad a nuestros años.